Actas 2006

La fuerza de nuestro tesoro común nos insta a levantarnos, a caminar, a ir hacia encrucijadas, no sabiendo de antemano a donde nos lleva el Espíritu.