Navegación

Experiencia en Camboya

Desde el 8 de Febrero, estoy en Camboya para una experiencia apostólica en el ámbito de mi año preparatorio a los votos perpetuos.

Dos días después de mi llegada, un sacerdote jesuita que vino a visitar Pursat me dio un consejo práctico : “ Se vive bien en Camboya si se conoce estas tres palabras :

 

Tchumbriepsour – buenos días !

 

Or koon – gracias !

 

Some tos – discúlpame .”

 

En la enseñanza preescolar, cuando los niños llegan en la mañana, les digo “ chumbriepsour ” juntando las manos; ellos me contestan : “ chumbriepsour, bang srey ! ” ( buenos días, hermana ! )

 

Cuando veo a un niño pegando a su amigo, le hago juntar las manos y, señalando a su amigo le digo “ some tos ! ”( discúlpame ) con un rostro que expresa disculpa.

A veces, tengo la impresión que los niños entienden lo que les digo, aún en coreano. ¿ es una ilusión ?

Muchos sentimientos se transmiten, aún sin conocer el idioma del otro : por una mirada, un gesto, todo su ser, incluso.

 

Soeur Joanna YUN