Navegación

La acogida del exiliado, ¿una llamada?

Este 29 de Septiembre, la Provincia Europa había invitado a una jornada de encuentro sobre las MIGRACIONES en la casa Vatelot, al pedido de las Hermanas comprometidas con las asociaciones al servicio de los migrantes.

Philippe Guerquin, presidente departamental “ du Secours Catholique ” en Meurthe - et – Moselle, estaba encargado de la animación de la jornarda, en la cual participaron hermanas y laícos de Francia, de Bélgica y del Luxemburgo.
Los testimonios concretos y la comparación de las diferentes legislaciones de nuestros países fueron apreciados por todos los participantes. El Señor Guerquin recordó lo que es un refugiodo : una persona en peligro en su país de origen a causa de su raza, de su religión, de su pertenencia a un grupo social o de sus opiniones políticas. Nos iluminó y alentó en nuestra misión.
Las tres pinturas de Soeur Maggy estaban también un llamado desgarrador

Porque la acogida del exiliado no es una cuestión de opinion : es un derecho constitucional. El respeto del emigrante figura entre los fundamentos de la Doctrina social de la Iglesia. : “ Se trata de ver...en el migrante, no sólo un problema que afrontar, pero si a un hermano, a una hermana a acoger y a amar...”
( Papa Francisco )

Soeur Genevièvre Fleurette