Navegación

Más placer dar que recibir

En marzo último, con ocasión del final del año escolar, les niños del Centro Anna, preparando su salida del Centro, se comprometieron en dos acciones :
Una,  aprender a conocer el patrimonio cultural de su país : “ Angkor vat ”, y la otra, en reconocimiento por la ayuda recibida de sus bienhechores, amar a su vez a alguien de su entorno.

Ahorraron plata para preparar regalos para personas ancianas de la aldea : salsa de soja, azúcar, fideos, medicamentos, etc...

Cuando llegó el día, hicieron el aseo, lavaron ropa de las personas ancianas. También rezaron y dialogaron con ellas. Todo el mundo estaba alegre, y pronto los ojos se llenaron de lágrimas porque las personas de edad estaban muy emocionadas, y los niños, muy conmovidos.

A la vuelta, nos hemos reunidos para compartir sobre esta experiencia.
Los niños estuvieron todos de acuerdo para continuar este servicio voluntario.La proxima vez, nos gustaría comprar ropa de cama suave y cambiar las pizarras de varios techos porque tienen fugas de agua en el cielo raso

PS : “ Et Voilà ”, nuestros niños hicieron honor a su promesa. Recientemente, volvieron a visitar a 11 personas ancianas de las cuales conocían ya 8.

Aquí, algunas photos.

Soeur Francoise Kwak