Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Herramientas Personales

Español
Navegación

Consagración del sanctuario de Nuestra Señora de Santa Cruz en Oran

Para su reapertura, este lugar, que la diocesis deseraría dedicar al «  vivir-juntos » y por el cual desea proponer una programación cultural periódica, arrojó a una multitud multicolor, multilingüa y multireligiosa : estudiantes Africanos, religiosos, religiosas y sacerdotes procedentes de casí todos los continentes, migrantes, expatriados, cristianos, Argelinos ; pero también « pies negros » venidos de Francia y amigos Argelinos musulmanes o simples curiosos.  

Cosa increíble en este país mayoritariamente musulman, este sanctuario y la estatua de la Virgen que lo domina, caídos en ruina, acaban de ser totalmente renovados por la diocesis con ayuda de las autoridades argelinas y por otros patrocinadores, y un nuevo altar consagrado en la capilla.  «  Nuestro deseo, a lo largo de los trabajos, era lograr que este lugar pueda tocar el corazón de otros creyentes. ¿ Cómo restaurar una iglesia sabiendo que la gran mayoria de sus visitantes no son cristianos? Hemos querido decir el carácter sagrado de todo hombre, creado a imagen de Dios, sea lo que  sea su religión o su ausencia de religión »,  destacó en su homelia Mgr Jean-Paul Vesco, obispo de Oran.

Celebrando este viernes 11 de Mayo la Ascensión en Santa Cruz, la diocesis reanudó con una tradición vivaz en el tiempo de la colonización, cuando los pies negros subían a pies en peregrinación. Pero, es en una historia más larga que la diocesis quiere inscribir al sanctuario y la magnífica esplanada que lo limita. Y que, en razón de un panorama que te quita el aliento, sobre la bahia y sobre la ciudad. Es también un lugar de paseo para los Oranais como para los turistas de paso.
Las reliquias selladas en el nuevo altar consagrado durante la misa lo demuestran: ellas congregan aquellas recuperadas en seis iglesias desafectadas del país, y un pedazo de casulla que había pertenecido  a Mgr Pierre Claverie, el antiguo obispo de Oran, asesinado en 1996, declarado mártir con 18 compañeros por el vaticano fines de Enero, cuya beatificación podría celebrarse aquí mismo.

Anne-Bénédicte Hoffner, periodista en el diario «  La Croix »